Bruxismo: causas, tratamientos y todo lo que necesitas saber si «rechinas» los dientes

En este artículo desgranamos toda la información sobre bruxismo, sus causas, posibles consecuencias y soluciones

Artículo escrito por la Dra. Sayda Gómez Morales, odontóloga experta en estética dental

El bruxismo es una actividad parafuncional oral, así lo aprendí. Sin embargo, el término parafunción y/o parafuncional para mi sorpresa no está contemplado en nuestro diccionario si no que es una especie de anglicismo que hemos acuñado y para enredarlo aún más es propio de la terminología médica así que no trates de buscar la definición en la RAE.

Una parafunción oral sería por tanto una actividad anormal y sin un propósito funcional de los músculos de la masticación, es decir, la musculatura se pone a trabajar como loca para nada o mejor dicho para nada más que para causarte algunos problemas entre los que está el ya famoso bruxismo.

Tipos de bruxismo

Al bruxismo se le clasifica de muchas maneras pero para simplificar diremos que podemos dividirlo en apretamiento o rechinamiento.

El apretamiento puede producirse de día o de noche y se le conoce también como bruxismo céntrico, en este caso los dientes de arriba entran en contacto totalmente con los de abajo y la musculatura se contrae en esta posición.

El rechinamiento se produce de noche y se le conoce como bruxismo excéntrico; aquí lo que sucede es que la mandíbula comienza a hacer movimientos hacia los lados y hacia delante.

Hay pacientes que sólo aprietan, otros que sólo rechinan y otros que aprietan y rechinan. Es fundamental detectar en qué grupo estás y sobre todo que sepas que cada uno de ellos tiene unas consecuencias diferentes.

Por ejemplo, quien aprieta suele tener más problemas musculares, quien rechina se destroza los dientes.

Causas del bruxismo

Las causas del bruxismo son muchas por eso es una patología multifactorial.

Las causas emocionales tales como el estrés, ansiedad y nerviosismo son las más conocidas y arraigadas en los pacientes pero hay otras que igual desconoces y que son muy importantes. De todas ellas cabe mencionar la maloclusión o alteración en la colocación de los dientes.

El cuerpo es una máquina perfecta y la boca no lo es menos, los dientes están donde están por una razón y deben encajar como un puzzle, cuando esto no es así comienzan los problemas.

¿Qué relación tiene la colocación de los dientes con los distintos tipos de bruxismo?

Los dientes necesitan tener estabilidad y cuando no la tienen se buscan la vida, si no están en su sitio la mandíbula empezará a funcionar hasta encontrar dicha estabilidad y para ello adoptará posturas que en principio le resulten cómodas para lo cual va a forzar el sistema muscular y articular todo lo que necesite; incluso hará movimientos para desgastar lo que le esté estorbando y lo que estorba son los dientes que no están donde deben estar (esto es lo que los dentistas llamamos interferencias).

Consecuencias o signos y síntomas.

Como ya te podrás imaginar las consecuencias son muchas:

  • Dolor muscular, dolor de cabeza, dolor cervical
  • Alteraciones en la articulación temporomandibular o ATM: chasquidos, dolor, acúfenos
  • Alteraciones dentarias: desgastes, sensibilidad, fracturas

Tratamiento del bruxismo en Madrid

El tratamiento estrella es la férula de descarga, esa placa que el paciente relaciona con una especie de ladrillo que el dentista le coloca en la boca pero en honor a la verdad os diré que esa placa hace una función tremenda.

La férula es una placa de acrílico dura hecha a medida, para que funcione es imprescindible que esté bien adaptaba, que haga una presión uniforme sobre los dientes (no en unos mas que en otros) y que tenga un contacto uniforme con los dientes de abajo
(no puede morder un lado más que el otro).

La férula además de proteger los dientes para evitar el desgaste coloca a la mandíbula en una posición de reposo evitando la contracción muscular.

En la clínica nosotros usamos unas que son blandas por dentro y rígidas por fuera de esta manera cumplen su función y son más cómodas.

Además de la férula existen otros tratamientos en muchas ocasiones igual de importantes:

Farmacológicos

desde antiinflamatorios hasta relajantes musculares, por favor todo bajo prescripción médica.

Fisioterapia:

Esta especialidad va muy de la mano de la Odontología en estos casos al fin y al cabo hay un problema muscular y el fisioterapeuta con su trabajo te ayudará a aliviar la tensión.

Ortodoncia:

Fundamental por todas las razones explicadas más arriba, colocar unos dientes malposicionados mermará y mucho las consecuencias del bruxismo.

• Botox o toxina botulínica:

Últimamente se está popularizando este tratamiento, consiste en inyectar dicha toxina en el músculo masetero para relajarlo.

Os dejo por aquí un enlace de una doctora que lo explica super bien https://drcarlabarber.com/tratamiento-de-bruxismo-dr-carla- barber/

• Carillas dentales o coronas

Clarísimamente colocarse carillas o coronas no hace que el bruxismo desaparezca pero con ellas tratamos muchos de sus síntomas e incluso también los aliviamos.

Los dientes que han sufrido desgastes severos como ya expliqué son muy susceptibles de sufrir sensibilidad crónica e incluso fracturas sin olvidar el tremendo problema estético que muchas veces conlleva, las carillas o coronas (según el grado de destrucción) nos van a permitir proteger el diente y sobre todo devolverle su anatomía, al devolverle su forma original volvemos a lo que os dije de que los dientes tienen que encajar como un puzzle.

Cuando recuperamos el puzzle el bruxismo puede mejorar porque le devolvemos a la boca la estabilidad que pierde.

En muchas ocasiones me encuentro que cuando propongo este tratamiento al principio la respuesta del paciente suele ser que ya tiene los dientes muy desgastados y no quiere desgastárselos más, mi respuesta es siempre la misma, cuando los dientes ya están desgastados no hacer nada sólo va a desgastarlos más y cuanto más tiempo se deje pasar más se complica el tratamiento a todos los niveles.

Trato de transmitirles que sus dientes están ya muy débiles y que con carillas o coronas les ponemos una especie de “armadura” que necesitan, que hoy por hoy estos tratamientos son aditivos, es decir, reponemos lo que falta, no tenemos que quitar nada más y sobre todo en los casos de rechinamiento éste puede desaparecer completo.

Por tanto, igual que el bruxismo puede deberse a una combinación de muchas de sus causas, la solución puede requerir de la combinación de varios tratamientos.

Os dejo aquí un caso de desgastes severos que resolví con coronas de disilicato de litio (EMAX) + férula de descarga. 

bruxismo carillas causasbruxismo carillas tratamiento

Puedo deciros de primera mano que la paciente está feliz, ha recuperado la estética y los dolores musculares han desaparecido.

0/5 (0 Reviews)
Ahora es tu turno
¿Qué te ha parecido el post?
No Thoughts on Bruxismo: causas, tratamientos y todo lo que necesitas saber si «rechinas» los dientes

Tu opinión es importante

Enviar Whatsapp
Hola, ¿alguna duda sobre nuestros servicios? Escríbenos directamente por aquí.